La guerra de Portugal (1640 – 1668)

La Monarquía Hispánica de Felipe IV, asediada por múltiples enemigos desde hacía décadas, encontró en el rebelde Portugal a un contumaz adversario que le disputó, en el propio territorio fronterizo peninsular, la posibilidad de volver a ser un reino independiente. Pocos se han detenido a analizar las gestas que ocurrieron en esta larga guerra de casi 28 años, muy arrinconada por su agrio resultado final. Y se sorprenderían al conocer que, en realidad, hubo más éxitos que fracasos, aunque estos últimos fueron más decisivos para el devenir de la contienda; que hubo otros atrayentes personajes, en ambos bandos, que lucharon con el  convencimiento de la victoria, y, sobre todo, conocerán el verdadero fin de la hegemonía española en el Continente provocada por una alianza de franceses e ingleses ayudando a los resistentes lusos.

Autor: Enrique F. Sicilia Cardona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.