Verónica Pereira Rosario

Es de muy mala persona y corazón, publicar dicho artículo con el único fin de dañar. Es triste que saber que existen personas tan sumamente cobardes que no den la cara ante palabras tan duras e inciertas.

Hablan de una persona que para nada se corresponde con la descripción; Él, es mi jefe y solo puedo decir que es un referente, un ejemplo y un orgullo ser su subordinada.

Me da tristeza hacer eco de semejante barbaridad, pero es justo defenderlo.

Siempre Atentos, jefe.

Scroll al inicio