La Real Expedición Filantrópica de la vacuna de la viruela.

El 30 de noviembre de 1803, parte de La Coruña la corbeta “María Pita” con el médico alicantino Francisco Javier Balmis, el médico catalán José Salvany y la gallega Isabel Zendal, junto con 22 niños. La misión de la expedición, financiada íntegramente por el rey Carlos IV, era la de llevar la vacuna a Hispanoamérica para inmunizar a la población contra una de las enfermedades más letales de la humanidad: la viruela.

Para poder transportar la vacuna, Balmis ideó usar a los niños como portadores, inoculando a dos de ellos la viruela y con el fluído de sus pústulas a otros dos, y así sucesivamente. De este modo, en un hito de la historia de la medicina, España salvó la vida a millones de personas. Esta hazaña ha sido solo parcialmente reconocida. Así, por ejemplo, el gobierno Mexicano aprobó en 1974 el Premio Nacional de Enfermería “Isabel Cendala Gómez” en honor de Isabel Zendal y, recientemente, la Comunidad de Madrid ha dado su nombre a un nuevo hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.