Sueldos dignos

El asunto de unas retribuciones justas es siempre especialmente sensible y sirve de banderín de enganche para múltiples iniciativas, que a veces no tienen mucho que ver con la justicia y la verdad. Por eso, en este tema, es especialmente importante tener un criterio claro. TERVIES aplica el principio de “el Estado como empleador único”.

Esto significa que en una sociedad de ciudadanos libres e iguales el Estado no puede hacer dejación de funciones y escudarse en el modelo administrativo adoptado en la Constitución de 1978 para quitarse de en medio. Nosotros creemos que el asunto de las retribuciones de los empleados públicos es de importancia capital para vertebrar la unidad de la nación y la solidaridad de la sociedad. Los sueldos de los empleados públicos deben fijarse en base a criterios objetivos comunes a todas las administraciones públicas, que, en principio, deben considerar la formación de la persona, la función desempeñada, las horas de trabajo, la peligrosidad, la penosidad y otros factores objetivos e idénticos en toda la nación. TERVIES reclamará y apoyará las reclamaciones de todo empleado público que cobre un euro menos que otro empleado con idéntica formación y actividad equivalente. No apoyamos la comparación entre colectivos, sino entre personas.

Scroll al inicio