Un Académico de Número de la Real Academia de la Historia nos envía este comentario en relación con la mala costumbre española de erigir estatuas a los enemigos de España.

Como historiador español quiero mostrar todo mi apoyo a la carta, difundida por la prensa, en la que la Asociación Viejos Tercios Españoles solicita la devolución a Venezuela de la estatua de Simón Bolivar ubicada en sitio preferente en la ciudad de Sevilla. Subscribo todos sus extremos, y lamento que la España actual no honre en el lugar que merece el nombre y la memoria de honrados y valientes militares que dieron su vida por España en las guerras de emancipación americana: desde Morillo a Liniers, y tanto otros mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.